Una vez en nuestras mesas la podemos degustar sencillamente con un poco de buen aceite de oliva, y de otras mil formas, acompañada o sola, una delicia para el paladar.




Sugerencia de presentación,
con láminas de prosciutto,
por el Chef Nicolas Piatti,
Hotel Four Seasons,
Papagayo, Guanacaste.

Es un queso fresco que consiste en una envoltura de mozzarella fresca rellena de la deliciosa straciatella, una mezcla entre crema de leche e hilos finos de mozzarella. Esto la convierte en contraste de texturas al momento de su apertura, donde crema interna se extiende por el plato, deleitando todos los sentidos de quienes se disponen a desgustarla.

Su particular nominación se deriva de “burro” que en italiano significa mantequilla.

Italacteos la elabora de manera exclusiva y la presenta en envases de dos piezas de 150 gramos cada una. Debe consumirse muy fresca para apreciar todas sus características sensoriales al máximo.